Avances tecnológicos y embarazos múltiples

El nacimiento de trillizos, cuatrillizos y otros alumbramientos múltiples se cuadruplicó debido al desarrollo de tecnologías reproductivas que estimulan la producción de óvulos y a la implantación en el útero materno de varios embriones fecundados in vitro.

El nacimiento de trillizos, cuatrillizos y otros alumbramientos múltiples se cuadruplicó debido al desarrollo de tecnologías reproductivas que estimulan la producción de óvulos y a la implantación en el útero materno de varios embriones fecundados in vitro.

La incidencia de los tratamientos de fertilización asistida en el incremento de embarazos múltiples es altísima. En los últimos años se hizo relativamente frecuente la noticia de nacimientos de quintillizos, sextillizos e incluso septillizos, algo inimaginable 30 años atrás.

¿Cómo influyen los avances tecnológicos en embarazos múltiples?

Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 1999 se redujo por primera vez en 10 años el número de partos triples, cuádruples y otro tipo de partos múltiples, básicamente como resultado del perfeccionamiento de las tecnologías reproductivas que en la actualidad tienen más en cuenta el control médico en las transferencias de embriones al útero.

Sin embargo, la cantidad de partos de mellizos continúa en aumento. Según el Centro Nacional para la Estadística de la Salud de Estados Unidos (National Center for Health Statistics), la tasa de nacimientos de mellizos aumentó en un 59 por ciento desde 1980. En el presente, cada 1000 bebés que nacen, 3,1 son mellizos o gemelos.

Avances tecnológicos para embarazos múltiples

Estos son algunos de los avances que han favorecido el aumento de la tasa de nacimientos múltiples:

Medicamentos que estimulan la ovulación y la fertilidad, como el citrato de clomifeno y la hormona folículo estimulante (FSH) que favorecen la producción de óvulos que, si son fecundados, pueden resultar en embarazos múltiples.

Los métodos de fecundación asistida como la fertilización in vitro (FIV) suelen usar medicamentos que estimulan la producción de óvulos que luego de ser fecundados se transfieren al útero para su desarrollo. La medicina tiene en cuenta ahora que es indispensable el control en las transferencias de embriones al útero, para que las mujeres tengan menos bebés y que sean más sanos.

Píldoras anticonceptivas. Cuando la mujer queda embarazada en el mes siguiente a la suspensión de pastillas anticonceptivas que inhiben la ovulación aumentan las posibilidades de que se produzca un embarazo múltiple.

Te puede interesar

2 semanas de embarazo, ahora la ovulación es la estrella

Saber cuándo la mujer comienza a ovular es importante para aquellas parejas que buscan el embarazo. Si bien la mayoría no detecta este ciclo, hay síntomas naturales y test que ayudan a calcular los días fértiles.

El embarazo y la ovulación tienen una relación muy cercana, es por eso que conocer en detalle este proceso es importante si estás buscando quedar en embarazo. Si bien la mayoría no detecta este momento del ciclo, hay síntomas naturales que te ayudarán a identificar estos días fértiles. Pero antes hablemos de las dos primeras semanas de embarazo, hablemos de la ovulación.

El ciclo de la ovulación

El óvulo liberado en la ovulación desciende por la trompa de Falopio hacia el útero. Los espermatozoides ascienden, nadando contra la corriente, hacia el óvulo. Al encontrarse se da lugar a la fertilización. Ya que la ovulación ocurre en la mitad del ciclo menstrual, aproximadamente a los 14 días (de un ciclo normal de 28 días), este momento también hace parte de los primeros días de embarazo, más específicamente de la segunda semana de embarazo. Recuerda que para calibrar tu ”calculadora del embarazo” las semanas no se cuentan desde la fecundación del óvulo sino desde el inicio del último ciclo menstrual de la madre.

Después de 2 semanas de embarazo, no hay embarazo

Es fundamental que entendamos esto puesto que, para lograr el embarazo, es muy importante mantener relaciones sexuales antes de la ovulación ya que los espermatozoides, para llegar al óvulo, demoran un tiempo y la vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que la de los espermatozoides varía de 24 a 48 horas.

La fertilización, que en general ocurre entre las 12 y las 48 horas de producida la ovulación, es el momento en que se define el sexo de tu bebé, dependiendo éste de si el espermatozoide que logra entrar al óvulo tiene carga genética masculina o femenina.

Muchas mujeres intentan conocer la fecha exacta de su ovulación para poder manejar mejor la situación. Esto se puede saber aprendiendo a identificar los siguientes síntomas de ello, aunque no sobra aclarar que su fiabilidad es variable. 

El cambio en el mucus vaginal, que se vuelve parecido a la clara del huevo, menos espeso al tacto que lo habitual. La temperatura corporal, que aumenta con la ovulación

Te puede interesar