¿Cómo tratar el dolor de cabeza en el embarazo?

Es indispensable consultar al médico antes de tomar cualquier tipo de medicamento. Sin embargo, existen otras alternativas para evitar los dolores de cabeza y las migrañas durante los meses gestación.

Es indispensable consultar al médico antes de tomar cualquier tipo de medicamento. Sin embargo, existen otras alternativas para evitar el dolor de cabeza en el embarazo y las migrañas durante los meses gestación.

En el embarazo sólo deben utilizarse remedios si es muy necesario. Las indicaciones con respecto a los dolores de cabeza, migrañas y jaquecas serán de acuerdo con el trimestre de gestación que se esté cursando.

En todo caso, es indispensable la supervisión médica debido a que algunas sustancias, como la ergotamina, pueden ocasionar contracciones del útero y complicar la gestación.

Terapias alternativas para el dolor de cabeza en el embarazo

Una forma de evitar los dolores de cabeza durante este período consiste en la práctica de diversas técnicas que trabajan reduciendo los niveles de:

  • Estrés
  • Tensión muscular
  • Ansiedad

Tratamiento para el dolor de cabeza en el embarazo

Algunos métodos que se utilizan para tratar el dolor de cabeza sin medicamentos pueden ser los siguientes:

  • Biofeedback, una práctica tradicional utilizada en todo el mundo que permite controlar ciertos parámetros corporales que influyen en el dolor.
  • Digitopuntura, que se basa en aplicar presión en los puntos de energía tradicionales chinos.
  • Masajes, que son efectivos para relajar y controlar el estrés.

Otras técnicas como la relajación muscular progresiva y el entrenamiento autógeno, por ejemplo, son muy eficaces, pero sólo personal entrenado en estas metodologías debe realizarlas. A su vez, el tratamiento individualizado por cada paciente dependerá de la intensidad del dolor y de los síntomas asociados, por ejemplo, nauseas o vómitos.

Desde nuestro hogar

Algunas conductas que se pueden implementar en el hogar para tratar los dolores de cabeza pueden ser:

  • Descansar
  • Colocar paños fríos sobre la frente

Si el dolor de cabeza no desaparece, se puede utilizar paracetamol. Sin embargo, no hay que dejar de consultar con el obstetra cuál puede ser la mejor medida para encontrar las causas y tratar esta molestia durante el embarazo sin dañar la salud del bebé.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar