Embarazadas fumando: ¿cómo dejar de fumar?

Abandonar el cigarrillo durante el embarazo es una tarea que corresponde tanto al padre como a la madre. Ambos son responsables de la nueva vida que viene y deben dejar de fumar para contribuir a una buena salud y al sano desarrollo del bebé.

Abandonar el cigarrillo durante el embarazo es una tarea que corresponde tanto al padre como a la madre. Ambos son responsables de la nueva vida que viene y deben dejar de fumar para contribuir a una buena salud y al sano desarrollo del bebé. Las embarazadas fumando pueden llegar a afectar la salud de toda la vida de su hijo.

Embarazadas fumando: la ayuda del cambio hormonal

Durante la gestación, el organismo de la mujer será un gran aliado para superar la adicción al tabaco. Con los cambios hormonales, se produce una alteración en el olfato que potencia los olores del ambiente. En consecuencia, es muy probable que el olor a cigarrillo resulte molesto. Además, las náuseas y los vómitos al comienzo del embarazo también disminuyen las ganas de fumar.

Embarazadas fumando: Un plan ideal para dejar de fumar

Otra alternativa para no fumar es seguir un programa especial ideado por especialistas en tratamientos para dejar el cigarrillo. Básicamente se trata de seguir estos 6 pasos:

Anota cada vez que fumas:

  • En qué situaciones fumas
  • Alternativas, es decir, qué puedes hacer en lugar de fumar
  • Establece un plan

Escribe tus razones para querer dejar de fumar

  • Al menos una razón para ti y una para el bebé
  • Calcula cuánto ahorras si dejas de fumar e imagínate en qué puedes usar ese dinero

Establece objetivos

  • Escribe en un papel cómo los conseguirás
  • Recuérdate por qué quieres dejar de fumar
  • Consulta tus objetivos con frecuencia para acordarte de ellos

Decide qué día lo dejarás, elige un día que te parezca importante. No cambies el día

  • Pide a los fumadores que muestren consideración y no fumen cerca de ti

Prepárate bien

  • Haz algo por ti y por tu bebé (ejercicios de relajación, natación, pasear, bañarte, ir al cine)
  • Averigua qué situaciones o pensamientos ponen el dejar de fumar en peligro. Si existe alguno de ellos, elimínalo o busca formas de reaccionar ante él
  • No te rindas aunque caigas y fumes un cigarrillo

Dejaste de fumar

  • Felicitaciones por dejar de fumar
  • Recuérdate por qué querías dejarlo
  • ¿Cómo crees que tu bebé se siente ahora?
  • Protégete y créate un ambiente que te proporcione seguridad y bienestar
  • Si sientes estrés e inquietud, es una señal de que su cuerpo se está adaptando a la falta de nicotina
  • Ten al alcance de la mano fruta o agua para cuando aparezcan las ganas de fumar
  • Haz ejercicio regularmente
  • Utiliza tu energía positivamente ¿Está todo preparado para el bebé?
  • Ya has comenzado a construir para ti y para tu bebé un buen futuro, eso es lo que importa

Te puede interesar

2 semanas de embarazo, ahora la ovulación es la estrella

Saber cuándo la mujer comienza a ovular es importante para aquellas parejas que buscan el embarazo. Si bien la mayoría no detecta este ciclo, hay síntomas naturales y test que ayudan a calcular los días fértiles.

El embarazo y la ovulación tienen una relación muy cercana, es por eso que conocer en detalle este proceso es importante si estás buscando quedar en embarazo. Si bien la mayoría no detecta este momento del ciclo, hay síntomas naturales que te ayudarán a identificar estos días fértiles. Pero antes hablemos de las dos primeras semanas de embarazo, hablemos de la ovulación.

El ciclo de la ovulación

El óvulo liberado en la ovulación desciende por la trompa de Falopio hacia el útero. Los espermatozoides ascienden, nadando contra la corriente, hacia el óvulo. Al encontrarse se da lugar a la fertilización. Ya que la ovulación ocurre en la mitad del ciclo menstrual, aproximadamente a los 14 días (de un ciclo normal de 28 días), este momento también hace parte de los primeros días de embarazo, más específicamente de la segunda semana de embarazo. Recuerda que para calibrar tu ”calculadora del embarazo” las semanas no se cuentan desde la fecundación del óvulo sino desde el inicio del último ciclo menstrual de la madre.

Después de 2 semanas de embarazo, no hay embarazo

Es fundamental que entendamos esto puesto que, para lograr el embarazo, es muy importante mantener relaciones sexuales antes de la ovulación ya que los espermatozoides, para llegar al óvulo, demoran un tiempo y la vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que la de los espermatozoides varía de 24 a 48 horas.

La fertilización, que en general ocurre entre las 12 y las 48 horas de producida la ovulación, es el momento en que se define el sexo de tu bebé, dependiendo éste de si el espermatozoide que logra entrar al óvulo tiene carga genética masculina o femenina.

Muchas mujeres intentan conocer la fecha exacta de su ovulación para poder manejar mejor la situación. Esto se puede saber aprendiendo a identificar los siguientes síntomas de ello, aunque no sobra aclarar que su fiabilidad es variable. 

El cambio en el mucus vaginal, que se vuelve parecido a la clara del huevo, menos espeso al tacto que lo habitual. La temperatura corporal, que aumenta con la ovulación

Te puede interesar