Guía para un embarazo saludable

El embarazo es un período en el que van a tener muchas alegrías, pero también interrogantes, y hasta miedos. Esto es perfectamente normal. Es la creación de una nueva vida, que cambiará la de ustedes.

El embarazo es un período en el que van a tener muchas alegrías, pero también interrogantes, y hasta miedos. Es la creación de una nueva vida y por lo tanto debes prepararte para tener un embarazo saludable y por ende un bebé saludable.

Durante la gestación lo principal son los controles médicos periódicos que es recomendable iniciar desde que confirmen la feliz noticia del embarazo. En ellos tienen la oportunidad de disipar cualquier tipo de duda por más tonta que les parezca. El obstetra está allí para eso y nunca está de más estar bien informados.

La etapa en la que tu bebé está más indefenso es durante los primeros meses del embarazo. Es recomendable que no hagan viajes largos, utilicen caminos muy irregulares o hagan actividades físicas que supongan un gran esfuerzo.

Las vacunas que deben colocarle a la futura mamá durante la gestación protegen al bebé de numerosas enfermedades.

Las recomendadas para un embarazo saludable son:

  • Vacuna antitetánica
  • Vacuna antidiftérica
  • Vacuna antigripal

No es conveniente que te coloquen ninguna otra vacuna, pero en caso de duda consulta con el obstetra.

Medicación y embarazo

Es muy difícil que un medicamento no afecte a tu bebé en la panza. A partir de los 7 meses deben evitar especialmente los resfríos o gripes porque una buena respiración es muy importante en el momento del parto. Si tienes que utilizar algún medicamento, primero consulten con el médico.

La mejor manera de mantener sanos al bebé en camino y a la mamá, es con una alimentación saludable. Es fundamental que en esta etapa consuman grandes cantidades de ácido fólico, calcio y hierro.

Durante el embarazo es probable que haya una tendencia a retener líquidos. Una forma de deshinchar las piernas y los tobillos es recostándose y poniendo los pies en alto, ya sea apoyados sobre una almohada o la pared para que mejore la circulación.

Alimentos a evitar

Para un embarazo y un bebé saludable, deben evitar el consumo de alcohol, tabaco o cafeína porque estas sustancias son muy peligrosas para tu bebé. Mientras mayor cantidad incorpore la futura mamá al organismo, mayores son las posibilidades de que lo afecten. Esto puede producirle malformaciones y deficiencia mental en el caso del alcohol; bajo peso y abortos espontáneos, en el caso del tabaco.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar