Picazón en el embarazo

¿Te pica la panza? Otra vez la alteración hormonal producida durante tu embarazo es la culpable. Es normal que te suceda esto, pero siempre es mejor consultar con el médico.

¿Tienes picazón en el embarazo? Otra vez la alteración hormonal producida durante tu embarazo es la culpable. Es normal que te suceda esto, pero siempre es mejor consultar con el médico, solo él te sacará de dudas y resolverá si es un tema de cuidados especiales.

¿Qué es la picazón en el embarazo?

El prurito en la piel es frecuente en el embarazo. Tu piel se encuentra más reseca y generalmente es eso lo que provoca la picazón. Puede darse ser en cualquier lugar del cuerpo, pero sobre todo en la piel del abdomen y mayormente en las estrías que aparecen promediando el embarazo.

También puedes tener prurito alrededor de los tobillos vinculable a las alteraciones en las venas de las piernas. De todas formas es un prurito leve que no te despierta por la noche y raramente llega a dejarte marcas de rascado.

El prurito cede con aplicación de lociones hidratantes, pero tienes que consultar a tu médico o dermatólogo para saber cuáles no puedes utilizar.

En otros casos el prurito puede deberse a infestaciones parasitarias como la escabiosis (sarna), enfermedades del hígado como la cirrosis biliar primaria o colestasis gravídica, enfermedades del riñón, del tiroides o propias de la piel.

En general en estos casos el prurito puede ser muy intenso, sobre todo en palmas y plantas, llegando a despertarte por la noche o no dejarte dormir. También provoca un rascado tan intenso que te deja marcas. Ante cualquiera de estas últimas características es importante acudir al médico.

Te puede interesar

2 semanas de embarazo, ahora la ovulación es la estrella

Saber cuándo la mujer comienza a ovular es importante para aquellas parejas que buscan el embarazo. Si bien la mayoría no detecta este ciclo, hay síntomas naturales y test que ayudan a calcular los días fértiles.

El embarazo y la ovulación tienen una relación muy cercana, es por eso que conocer en detalle este proceso es importante si estás buscando quedar en embarazo. Si bien la mayoría no detecta este momento del ciclo, hay síntomas naturales que te ayudarán a identificar estos días fértiles. Pero antes hablemos de las dos primeras semanas de embarazo, hablemos de la ovulación.

El ciclo de la ovulación

El óvulo liberado en la ovulación desciende por la trompa de Falopio hacia el útero. Los espermatozoides ascienden, nadando contra la corriente, hacia el óvulo. Al encontrarse se da lugar a la fertilización. Ya que la ovulación ocurre en la mitad del ciclo menstrual, aproximadamente a los 14 días (de un ciclo normal de 28 días), este momento también hace parte de los primeros días de embarazo, más específicamente de la segunda semana de embarazo. Recuerda que para calibrar tu ”calculadora del embarazo” las semanas no se cuentan desde la fecundación del óvulo sino desde el inicio del último ciclo menstrual de la madre.

Después de 2 semanas de embarazo, no hay embarazo

Es fundamental que entendamos esto puesto que, para lograr el embarazo, es muy importante mantener relaciones sexuales antes de la ovulación ya que los espermatozoides, para llegar al óvulo, demoran un tiempo y la vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que la de los espermatozoides varía de 24 a 48 horas.

La fertilización, que en general ocurre entre las 12 y las 48 horas de producida la ovulación, es el momento en que se define el sexo de tu bebé, dependiendo éste de si el espermatozoide que logra entrar al óvulo tiene carga genética masculina o femenina.

Muchas mujeres intentan conocer la fecha exacta de su ovulación para poder manejar mejor la situación. Esto se puede saber aprendiendo a identificar los siguientes síntomas de ello, aunque no sobra aclarar que su fiabilidad es variable. 

El cambio en el mucus vaginal, que se vuelve parecido a la clara del huevo, menos espeso al tacto que lo habitual. La temperatura corporal, que aumenta con la ovulación

Te puede interesar