32 semanas de embarazo: El octavo mes

Junto a tu médico estarán decidiendo las mejores opciones de parto. Esto dependerá, en parte, de la posición en la que se encuentre tu bebé

En el transcurso de las 32 semanas de embarazo junto a tu médico estarán decidiendo las mejores opciones de parto. Esto dependerá, en parte, de la posición en la que se encuentre tu bebé. El 96% de los bebés hacen una presentación cefálica (de cabeza) cuando el trabajo de parto comienza. Existen dos posibilidades a la hora de dar a luz.

Tipos de parto en la 32 semanas de embarazo:

  • Cesárea: se produce mediante un corte en el abdomen (panza) y en el útero (matriz).
  • Parto natural: considerado normal ocurre cuando la parturienta puja para expulsar libremente a su bebé.

En cuanto al parto natural tienes dos posibilidades: que se te practique en un centro de salud o en tu domicilio. La segunda opción la eligen aquellas mujeres que creen que su casa es más segura y especial que un quirófano hospitalario. Si optas por tener a tu bebé en casa asegúrate de tener un hospital cerca por si se presentan complicaciones.

Tu cuerpo en las 32 semanas de embarazo

  • Puedes tener un flujo vaginal blanco llamado leucorrea debido a la acción hormonal.
  • Tu diafragma (un músculo que separa tu abdomen del tórax y que sirve para respirar) está siendo presionado por tu útero, lo que dificulta tu respiración.
  • Trata de sentarte derecha y acuérdate de dormir con las almohadas por debajo de tus piernas. Colócalas hacia arriba y sentirás mucho mejor.
  • Asimismo es recomendable que cuando duermas lo hagas del lado izquierdo para posibilitar la irrigación sanguínea.
  • No te asustes: recuerda que la hinchazón (edema) de tus pies es normal hacia el final del embarazo.

Tu bebé en las 31 semanas de embarazo

  • Tu bebé mide ahora cerca de 40 cm y pesa alrededor de 2200g.
  • Su pelo y uñas es francamente visible.
  • Su reactividad a los estímulos aumenta considerablemente.
  • Un bebé nacido en esta semana tiene grandes posibilidades de sobrevivir.
  • Definitivamente la estructura pulmonar está madura, sólo falta producir más surfactante de mejor calidad cada día.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

2 semanas de embarazo, ahora la ovulación es la estrella

Saber cuándo la mujer comienza a ovular es importante para aquellas parejas que buscan el embarazo. Si bien la mayoría no detecta este ciclo, hay síntomas naturales y test que ayudan a calcular los días fértiles.

El embarazo y la ovulación tienen una relación muy cercana, es por eso que conocer en detalle este proceso es importante si estás buscando quedar en embarazo. Si bien la mayoría no detecta este momento del ciclo, hay síntomas naturales que te ayudarán a identificar estos días fértiles. Pero antes hablemos de las dos primeras semanas de embarazo, hablemos de la ovulación.

El ciclo de la ovulación

El óvulo liberado en la ovulación desciende por la trompa de Falopio hacia el útero. Los espermatozoides ascienden, nadando contra la corriente, hacia el óvulo. Al encontrarse se da lugar a la fertilización. Ya que la ovulación ocurre en la mitad del ciclo menstrual, aproximadamente a los 14 días (de un ciclo normal de 28 días), este momento también hace parte de los primeros días de embarazo, más específicamente de la segunda semana de embarazo. Recuerda que para calibrar tu ”calculadora del embarazo” las semanas no se cuentan desde la fecundación del óvulo sino desde el inicio del último ciclo menstrual de la madre.

Después de 2 semanas de embarazo, no hay embarazo

Es fundamental que entendamos esto puesto que, para lograr el embarazo, es muy importante mantener relaciones sexuales antes de la ovulación ya que los espermatozoides, para llegar al óvulo, demoran un tiempo y la vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que la de los espermatozoides varía de 24 a 48 horas.

La fertilización, que en general ocurre entre las 12 y las 48 horas de producida la ovulación, es el momento en que se define el sexo de tu bebé, dependiendo éste de si el espermatozoide que logra entrar al óvulo tiene carga genética masculina o femenina.

Muchas mujeres intentan conocer la fecha exacta de su ovulación para poder manejar mejor la situación. Esto se puede saber aprendiendo a identificar los siguientes síntomas de ello, aunque no sobra aclarar que su fiabilidad es variable. 

El cambio en el mucus vaginal, que se vuelve parecido a la clara del huevo, menos espeso al tacto que lo habitual. La temperatura corporal, que aumenta con la ovulación

Te puede interesar