35 semanas de embarazo: Calambres

Es recomendable intensificar la calidad de los alimentos que ingieres. Aumentar la cantidad de lácteos y de frutas que contengan este nutriente te ayudará.

Es recomendable que en las 35 semanas de embarazo revises la calidad de los alimentos que ingieres, sobretodo, debes aumentar la cantidad  de lácteos y de frutas, ya que estos te ayudan a minimizar los calambres en el embarazo.

Durante la semana 35 de embarazo puedes experimentar algunas sensaciones intensas en tus piernas y brazos. El desarrollo de los huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de sentir calambres en las piernas y brazos.

Consejos para las 35 semanas de embarazo

Es importante que planees lo indispensable para ir al centro de atención donde va a ocurrir el parto en caso de que este se produzca con antelación.

Te puede ser útil calcular cómo vas a llegar, quién va a estar a disposición para llevarte, ten a mano desde ya el teléfono del centro de asistencia y por las dudas, comienza a preparar el bolso con lo indispensable para ese momento.

Para que no te tome por sorpresa es fundamental proveerte de todo lo necesario para el día del parto. Esencialmente deberías tener a mano un bolso con las siguientes cosas para tu bebé: ropita para cambiarlo (por ejemplo: batitas, enteritos y gorros de algodón), pañales, toallitas, chupo, colonias de azahar, algodón, alcohol. Indispensable que lleves otro bolso con tus pertenencias tales como ropa íntima, ropa de cama (recomendable una bata grande con botones en el pecho para que puedas amamantar sin quitártelo), apósitos, pantuflas, cremas para el pecho y demás.

Si tienes más hijos o personas a tu cargo, encárgate de ver quién se quedará con ellos mientras tú estás en el centro de salud.

Tu cuerpo en las 35 semanas de embarazo.

Ya habrás tenido que cambiar de sostén hace unas cuantas semanas, y ahora incluso podrías necesitar uno para aportar mayor apoyo en la noche. Aparecen esos dolores de cabeza, Mantente saludable y planea al máximo tus próximos días. Trata de dormir.

Tu bebé en las 35 semanas de embarazo.

Tu bebé mide ahora 45 cm y pesa alrededor de 2,5 kg.Creció tanto que ahora ocupa casi todo el espacio del útero y se le dificulta más moverse. Aumentará como cuarto kilo más por semana de acá en más.

El desarrollo de sus huesos incluye la solidificación progresiva de los mismos, lo que significa mayor utilización de tu calcio y la posibilidad de calambres. Consulta a tu médico, quien quizás te dé un suplemento de calcio en pastillas.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

2 semanas de embarazo, ahora la ovulación es la estrella

Saber cuándo la mujer comienza a ovular es importante para aquellas parejas que buscan el embarazo. Si bien la mayoría no detecta este ciclo, hay síntomas naturales y test que ayudan a calcular los días fértiles.

El embarazo y la ovulación tienen una relación muy cercana, es por eso que conocer en detalle este proceso es importante si estás buscando quedar en embarazo. Si bien la mayoría no detecta este momento del ciclo, hay síntomas naturales que te ayudarán a identificar estos días fértiles. Pero antes hablemos de las dos primeras semanas de embarazo, hablemos de la ovulación.

El ciclo de la ovulación

El óvulo liberado en la ovulación desciende por la trompa de Falopio hacia el útero. Los espermatozoides ascienden, nadando contra la corriente, hacia el óvulo. Al encontrarse se da lugar a la fertilización. Ya que la ovulación ocurre en la mitad del ciclo menstrual, aproximadamente a los 14 días (de un ciclo normal de 28 días), este momento también hace parte de los primeros días de embarazo, más específicamente de la segunda semana de embarazo. Recuerda que para calibrar tu ”calculadora del embarazo” las semanas no se cuentan desde la fecundación del óvulo sino desde el inicio del último ciclo menstrual de la madre.

Después de 2 semanas de embarazo, no hay embarazo

Es fundamental que entendamos esto puesto que, para lograr el embarazo, es muy importante mantener relaciones sexuales antes de la ovulación ya que los espermatozoides, para llegar al óvulo, demoran un tiempo y la vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que la de los espermatozoides varía de 24 a 48 horas.

La fertilización, que en general ocurre entre las 12 y las 48 horas de producida la ovulación, es el momento en que se define el sexo de tu bebé, dependiendo éste de si el espermatozoide que logra entrar al óvulo tiene carga genética masculina o femenina.

Muchas mujeres intentan conocer la fecha exacta de su ovulación para poder manejar mejor la situación. Esto se puede saber aprendiendo a identificar los siguientes síntomas de ello, aunque no sobra aclarar que su fiabilidad es variable. 

El cambio en el mucus vaginal, que se vuelve parecido a la clara del huevo, menos espeso al tacto que lo habitual. La temperatura corporal, que aumenta con la ovulación

Te puede interesar