¿Cuáles son los síntomas del embarazo?

Si te estás preguntando ¿cómo saber si estoy embarazada?, encuentra aquí una descripción precisa de las señales físicas que pueden ser síntomas de un embarazo.

Si estás buscando el embarazo y quieres estar atenta, te brindamos una descripción de estas señales físicas  y cuáles son los síntomas del embarazo que te pueden anticipar la buena nueva.
Hay algunos síntomas que son considerados típicas señales de un embarazo y que te pueden anunciar que algo en tu cuerpo ha cambiado. La mayoría de ellos son producidos por alteraciones en tus hormonas provocadas por la concepción.

• Atraso en la menstruación: es el más fácil de notar, pero este dato te va a resultar útil sólo si tus ciclos menstruales son regulares y con características normales. Además, las propias variaciones hormonales de tu cuerpo pueden afectar y hacer que no sea siempre una señal segura de embarazo.
• Aumento del sueño y la fatiga: el cansancio es una de las características del primer trimestre en la mayoría de las embarazadas.
• Disminución de las cifras de presión arterial: puedes notarlo porque se puede acompañar de mareos o, eventualmente, desmayos.
• Náuseas o vómitos: en la mayoría de las embarazadas son sólo matinales, pero pueden mantenerse durante todo el día.
• Alteraciones del apetito: ya sea repulsión hacia ciertos alimentos o apetencia exagerada por otros.
• Senos más sensibles: El pezón y la areola más oscuros, entre otros cambios en los senos.

Si bien estos síntomas son señales bastante fiables, es importante que tengas en cuenta que similares cambios pueden experimentarse por alteraciones hormonales provocadas por otras situaciones. La experimentación de uno o más de estos síntomas no siempre es una garantía de embarazo.
Por otra parte, algunas mujeres quedan embarazadas y transcurren su primer trimestre sin experimentar la mayoría de estos síntomas. Por ello, siempre es recomendable realizar un test de embarazo que pueda confirmar o descartar las sospechas.

Te puede interesar

2 semanas de embarazo, ahora la ovulación es la estrella

Saber cuándo la mujer comienza a ovular es importante para aquellas parejas que buscan el embarazo. Si bien la mayoría no detecta este ciclo, hay síntomas naturales y test que ayudan a calcular los días fértiles.

El embarazo y la ovulación tienen una relación muy cercana, es por eso que conocer en detalle este proceso es importante si estás buscando quedar en embarazo. Si bien la mayoría no detecta este momento del ciclo, hay síntomas naturales que te ayudarán a identificar estos días fértiles. Pero antes hablemos de las dos primeras semanas de embarazo, hablemos de la ovulación.

El ciclo de la ovulación

El óvulo liberado en la ovulación desciende por la trompa de Falopio hacia el útero. Los espermatozoides ascienden, nadando contra la corriente, hacia el óvulo. Al encontrarse se da lugar a la fertilización. Ya que la ovulación ocurre en la mitad del ciclo menstrual, aproximadamente a los 14 días (de un ciclo normal de 28 días), este momento también hace parte de los primeros días de embarazo, más específicamente de la segunda semana de embarazo. Recuerda que para calibrar tu ”calculadora del embarazo” las semanas no se cuentan desde la fecundación del óvulo sino desde el inicio del último ciclo menstrual de la madre.

Después de 2 semanas de embarazo, no hay embarazo

Es fundamental que entendamos esto puesto que, para lograr el embarazo, es muy importante mantener relaciones sexuales antes de la ovulación ya que los espermatozoides, para llegar al óvulo, demoran un tiempo y la vida media del óvulo es de 24 horas, mientras que la de los espermatozoides varía de 24 a 48 horas.

La fertilización, que en general ocurre entre las 12 y las 48 horas de producida la ovulación, es el momento en que se define el sexo de tu bebé, dependiendo éste de si el espermatozoide que logra entrar al óvulo tiene carga genética masculina o femenina.

Muchas mujeres intentan conocer la fecha exacta de su ovulación para poder manejar mejor la situación. Esto se puede saber aprendiendo a identificar los siguientes síntomas de ello, aunque no sobra aclarar que su fiabilidad es variable. 

El cambio en el mucus vaginal, que se vuelve parecido a la clara del huevo, menos espeso al tacto que lo habitual. La temperatura corporal, que aumenta con la ovulación

Te puede interesar